Dicen que en internet se encuentra todo. Que si no está ahí, no existe. Pero hay preguntas que requieren algo más que un código html. 

El internet no ha podido convertir a pesos, el valor de un beso, ni localizado el lugar exacto donde se recogen los frutos del esfuerzo. El internet no sabe hacer la sucesión de un consejo heredado, ni conoce la fórmula de la energía que se invierte en un emprendimiento.

Es por eso que tuvimos que recurrir a un motor de búsqueda que en vez de datos funcionará con años. Que la única red que necesita es la construida con su familia y amigos. Fue allí donde decidimos preguntarle nuestros amigos de la experiencia y entonces... el panorama se despejó.

Entendimos que tenerlos junto a nosotros no tiene precio, que sus palabras trazan un norte sin necesidad de mapas, y su sabiduría no la soportaría ningún servidor en el mundo. 

Gracias. Eternamente gracias. Por traducir en consejos sus años de experiencia. Feliz mes a todos nuestros #ConsejerosDeLaExperiencia

 

Banco Caja Social.

Su Banco Amigo.