Ahorrar es uno de los propósitos que todos tenemos en común. Existen varios desafíos y ejercicios prácticos que nos motivan a tener buenos hábitos de ahorro, como el reto de los 30 días, el del porcentaje de ahorro según la edad, el reto de las 52 semanas, el del uso de la lavadora una vez por semana, el reto de los sobres, el reto de “todos ponen”, entre otros. ¿Estaría dispuesto a pasar un día entero sin gastar dinero? Su Banco Amigo le da algunas recomendaciones para implementar este ejercicio en su rutina.

Así puede poner práctica este reto: 

  • Elija un día hábil en el que normalmente deba ir al trabajo y realizar sus otras actividades.
  • Considere cuáles son los gastos imprescindibles en su rutina. Si, por ejemplo, no tiene otra alternativa y debe desplazarse en algún medio de transporte público o privado, aparte desde el día anterior esa cantidad de dinero para ir y regresar a su casa.
  • Si las distancias lo permiten, camine o haga su trayecto en bicicleta. Es una excelente opción.
  • No haga otros planes diferentes a los de su rutina, que impliquen un gasto extra de dinero. 
  • Prepare su almuerzo y refrigerio en casa para llevar al trabajo. Puede hacerlo desde el día anterior y escoger una opción que le guste, que sea fácil de preparar y llevar. Puede apoyarse en tutoriales de redes sociales, si se siente corto de ideas.
  • Evite llevar dinero en efectivo para no caer en tentaciones que afecten su bolsillo durante este reto. Por ejemplo: no caerá en los gastos hormiga, permitiéndose ahorrar ese dinero.

Si decide asumir este desafío el fin de semana, hay varias opciones para divertirse y ocupar su tiempo libre sin gastar dinero: 

  • Haga ejercicio al aire libre. El solo hecho de salir a caminar o a correr es un plan que puede hacer solo, en pareja, con amigos y hasta con su mascota.
  • Visite las exposiciones nuevas de los museos. 
  • Arme un picnic con su pareja, amigos o familia en el parque más cercano a su casa. Cada uno puede llevar comida o bebidas para compartir.
  • Organice una tarde de juegos, de karaoke o de ver películas en su casa. Al igual que en el picnic, cada invitado puede llevar algo de comer y beber para compartir.
  • Aproveche su tiempo libre para organizar su closet. Puede donar la ropa y accesorios que ya no use más.
  • Dedique tiempo para enfocarse en sus proyectos personales: trabaje en desarrollar o fortalecer esas actividades que representan un futuro para usted, como emprender en su propio negocio, inscribirse en el programa de estudio que siempre ha querido tomar, etc.
  • Destine parte de su tiempo en organizar sus finanzas personales: la mejor manera de hacerlo es empezar por definir un presupuesto. Recuerde que su Banco Amigo tiene las herramientas y los productos para apoyarlo en su bienestar financiero. Entre aquí para conocerlos mejor.

Son muchos los motivos que cada uno tiene para ahorrar, y existen varios mecanismos diseñados para incentivar la cultura del ahorro. Lo cierto es que, ningún reto funciona si la persona no cuenta con la suficiente convicción y compromiso para llevar a cabo el plan, el cual deberá responder a objetivos medibles y alcanzables. 

Para llevar a la práctica el reto de no gastar dinero por un día o para cualquier desafío financiero que desee asumir, tenga siempre en cuenta estos pasos básicos:

  1. Para comenzar, establezca sus metas a corto, mediano y largo plazo. 
  2. Sus metas deben ser realistas y alcanzables en el tiempo.
  3. Determine cuánto dinero necesitará para cumplir sus objetivos y cuánto tiempo necesitará para ahorrar.
  4. Elabore su propio presupuesto de ingresos y gastos mensuales, y destine un porcentaje de ahorro como si este fuera un gasto más.

Al finalizar el ejercicio, evalúe no solamente cuánto dinero se ahorró durante ese día, sino cómo se sintió saliéndose de la rutina en beneficio de sus propias finanzas. ¿Volvería a poner en práctica este reto o se animaría a hacer otro diferente?

 

Fuentes:

Artículos Relacionados